Cookies Clásicas: las de toda la vida

Ya publiqué hace tiempo la receta de unas cookies veganas (aquí: http://caprichosalhorno.com/cookies-veganas-que-no-parecen-veganas) que estaban buenísimas y que no parecía que fuesen veganas, estaban crujientes y deliciosas. Después publiqué la de las mejores cookies de chocolate del mundo mundial, absolutamente brutales (aquí: http://caprichosalhorno.com/cookies-supremas-de-chocolate). Y ahora tocaba la de las cookies de toda la vida, ¿no creéis? Un clásico que no puedo dejar de hacer de vez en cuando en mi casa, ya que nos encantan a todos.

Brownie de Filipinos y Chocolate

Madre del amor hermoso, cuánto tiempo sin pasar por aquí, ni siquiera me acordaba que tenía las fotos hechas de un brownie espectacular que hice hace ya más de un mes!!! Y digo bueno aunque no esté horneando muchas cosas este verano pues voy a subir esta recetilla porque merece MUCHO la pena!

Bizcocho de Leche Evaporada

Hoy tenía la tarde libre y, cómo no, me he puesto a hornear, ya que lo echaba muchísimo de menos y ya tocaba. Eso sí, no me he complicado la vida y me he decantado por un bizcocho clásico de leche evaporada que sabía que iba a gustar a todos y cada uno de los miembros de mi casa, ya sabéis que a mí lo que más me gusta es la repostería tradicional y hacer bizcochos que además queden así de jugosos, esponjosos, blanditos… Es mi debilidad.

Bizcocho de Yogur con Chocolate

Hoy os traigo una receta de las de toda la vida, un bizcocho de yogur pero a mi manera. Está buenísimo, bueno, decir que está buenísimo es quedarse corto, tiene un sabor tan especial que no podía desperdiciar la oportunidad de compartir esta receta con vosotros!

Bundt Cake de Chocolate y Crema de Cacahuete

Bueno, creo que en este punto de nuestra relación ya os habréis dado cuenta de mi fijación, obsesión, fascinación y derivados que suponen para mí los Bundt Cakes. Son, en mi opinión, el bizcocho perfecto y, como ya os dije una vez, si sois aficionados a la repostería no dudéis en invertir en un molde de Bundt Cake, ¡son muy especiales!

Bizcocho de Chocolate y Dulce de Leche

¡Hola otra vez! La última vez que compré dulce de leche compré dos botes, uno para una tarta de queso y el otro todavía estaba en la nevera el otro día, mirándome con ojillos y diciéndome “utilízame, estoy muy bueno, no te arrepentirás”.