Brownie clásico con Nueces

En esta receta os traigo un brownie clásico, un brownie con nueces clásico. Para aquellos a los que nos gusta el chocolate (a mí personalmente me gusta MUCHO), siempre es un placer comerse un cachito de brownie, a cualquier hora, eso da igual. Y si encima está tan jugoso como éste, pues apaga y vámonos.

El brownie, para que sea uno en condiciones, tiene que estar húmedo por dentro, como “crudo”. ¿Lo que siempre os digo de que cuando, en el horneado, pinchéis con un palo y salga limpio es que ya está? Pues eso no se aplica en esta receta. Tiene que quedarse así para que nos podamos tomar un trocito blandito, sabroso y apetecible, no una piedra.

A mí me encanta con las nueces, pero si no os gustan las nueces pues no le pongáis y arreglado. Una de las formas más comunes de tomarse un trozo de brownie es con una bola de helado de vainilla y el brownie aún caliente, para notar el contraste de temperaturas. Un placer al alcance de muchos, una oportunidad que no deberíamos dejar escapar.

Además, es una receta característica por lo poco que manchas al hacerla, no se necesitan apenas cacharros, ya que con una cazuela medio grande ya estás “apañao”.

Venga, ¿estáis listos? Vamos allá.

Ingredientes para un molde rectangular de 20x27cm (Receta de “De Uvas a Peras”)

  • 300 g de mantequilla sin sal (no hace falta que esté a temperatura ambiente)
  • 350 g de azúcar
  • 400 g de chocolate negro en trozos grandes
  • 5 huevos
  • 150g de harina
  • 100g de nueces troceadas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 cucharadita de sal

1- Precalentamos el horno a 170º.

2- Derretimos al fuego la mantequilla en un cazo, y a medida que se vaya derritiendo, vamos echando el chocolate para que se funda, hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos de chocolate.

3- Ahora echamos a esa mezcla el azúcar y removemos bien con unas varillas, ¡dadle caña!

4- Dejamos enfriar unos 10 min la mezcla de chocolate para que, al añadir los huevos, no se nos cuaje.

5- Una vez templado el chocolate, añadimos los huevos uno a uno, mezclando bien después de incorporar cada uno.

6- Echamos el extracto de vainilla y removemos.

7- Ahora vamos añadiendo la harina tamizada poco a poco, en unas tres o cuatro veces, para su idónea incorporación.

8- Por último, añadimos las nueces, reservando unas pocas para decorar por encima.

9- Ponemos la masa en un molde previamente engrasado, aplanamos la superficie con una espátula y ponemos esas nueces que nos habíamos reservado para poner por encima a modo de decoración.

10- Lo metemos en el horno, en la parte más baja del mismo, y dejamos hornear durante unos 40 o 45 min. Con este tiempo de horneado saldrá como os enseño en las fotos, más bien húmedo, pero si lo queréis un poco más seco, dejadlo unos minutos más en el horno.

Ahora a comernos un trozaco de brownie, con helado, con nata, con fresas, sólo… Como os dé la gana, pero preparadlo por favor, es un clásico maravilloso que no tenemos que dejar de preparar y de disfrutar!

Espero que os guste.

¡Hasta la próxima!

Visto 1026 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Estudiante de Criminología y repostera apasionada. Siento impulsos irrefrenables de hornear bizcochos, brownies, cupcakes, tartas galletas y todo tipo de dulces, por ello, mi familia y amigos están abocados a la diabetes. Me declaro incondicionalmente soñadora, imaginando visitar cualquier rincón del mundo y adentrarme en su cultura tanto social como gastronómica. La capacidad que el mundo tiene de sorprendernos con su belleza y posibilidades me fascina y realmente pienso que un buen capricho al horno puede hacer feliz a cualquiera.

Sitio Web: caprichosalhorno.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar