Brownies Intensos de Chocolate con Glaseado de Chocolate

¡Esto es una bomba calórica! Y bien buena que está. Mamma mia qué pasada de receta y qué rico está esto!!! Se trata de brownies con glaseado de chocolate y lacasitos, ahí lo llevas!! Un placer para los sentidos y, lo mejor, súper sencillo de hacer. ¿Os animáis?

No contenta con probar una nueva receta de brownie en busca de que quedasen más “chewy” (lo que podríamos traducir como blandito, jugoso, por decirlo de alguna manera), quería añadirles algo más y, entonces, encontré la receta de inspiración perfecta gracias a “Laura in the Kitchen”, de la cual adapté esta receta.

¿Qué podría fallar en añadirle a los brownies un glaseado de chocolate por encima? ¿Y si además redondeamos la faena añadiendo lacasitos a porrón? Pues qué queréis que os diga, no puede fallar nada!

Fueron un éxito total, tienen un sabor tan intenso a chocolate y, además, la textura del glaseado le da un toque bien diferente. Es digno de probar. Además, probablemente sea una de las recetas más fáciles de hacer de todo el blog, sólo necesitamos un cazo un poco grande y una espátula!! Yo lo hice en un molde rectangular un poco grande para que así los trozos de brownie salieran más bien finitos y que así, junto al glaseado, no resultaran tan empalagosos y pudiéramos tomarnos un trozo entero sin problemas. Venga, vamos a ver qué necesitamos!!

Ingredientes para un molde de 27 x 17,5 centímetros (Receta adaptada de Laura in the Kitchen)

Para el brownie:

  • 115g de mantequilla
  • 280g de chips de chocolate
  • 120g de azúcar moreno
  • 50g de azúcar blanco
  • ¼ de cucharadita de sal (una pizquita)
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 110g de harina
  • 70g de cacao en polvo sin azúcar
  • ½ cucharadita de café (unos 5 gramos)

Para el glaseado:

  • 30g de cacao en polvo sin azúcar
  • 150g de azúcar glass
  • 15g de mantequilla a temperatura ambiente
  • Una pizca de sal
  • 30ml de leche (o la que veamos necesaria para obtener la textura deseada)

Para hacer el brownie empezamos precalentando el horno a 170º y engrasando el molde que vayamos a usar.

En un cazo ponemos la mantequilla y el chocolate y derretimos a fuego medio-bajo hasta que no quede ningún grumo. Dejamos templar (no queremos la mezcla caliente ya que si no, al añadir los huevos, dado el calor se nos cuajarán y no queremos!!)

Una vez esté el chocolate templado-frío, añadiremos el resto de ingredientes, todos, sin tamizar ni nada de nada, no hace falta. Echaremos al cazo la harina, el cacao, el café, la sal, los huevos y los azúcares. Removemos bien con una espátula (no con una varilla porque no queremos meter aire a la mezcla) hasta que obtengamos una masa homogénea y sin grumos. Ponemos nuestra mezcla en el molde, alisamos, y metemos al horno unos 20-25 min o hasta que al pinchar con un palillo salga sólo un poquiiiiito manchado (así nos aseguraremos de que nuestro brownies salga blandito y “chewy”)

Sacamos del horno y dejamos enfriar. Mientras hacemos el glaseado.

Ponemos el azúcar glass con el cacao y la sal y le añadimos la mantequilla a temperatura ambiente. Movemos muy bien todo. Acto seguido le echaremos la leche al gusto, hasta que obtengamos la textura deseada. Si vemos que se nos ha quedado más líquido de lo que queríamos le añadimos más azúcar glass. Es cuestión de jugar con el azúcar glass y la leche hasta que obtengamos la consistencia que queremos.

Una vez lo tengamos y el brownie esté frío, añadimos el glaseado por encima y lo expandimos bien. Ahora echamos lacasitos por encima (o lo que más os apetezca) a modo de lluvia y ya estará hecha nuestra receta de brownies glaseados!!

¿Verdad que ha sido fácil? Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo!!

Hasta la próxima receta!!

Visto 1325 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Estudiante de Criminología y repostera apasionada. Siento impulsos irrefrenables de hornear bizcochos, brownies, cupcakes, tartas galletas y todo tipo de dulces, por ello, mi familia y amigos están abocados a la diabetes. Me declaro incondicionalmente soñadora, imaginando visitar cualquier rincón del mundo y adentrarme en su cultura tanto social como gastronómica. La capacidad que el mundo tiene de sorprendernos con su belleza y posibilidades me fascina y realmente pienso que un buen capricho al horno puede hacer feliz a cualquiera.

Sitio Web: caprichosalhorno.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar