Cheesecake de Dulce de Leche y Oreo

Esto es una bomba. Una auténtica bomba calórica. Pero claro, también es una delicia y un placer para los sentidos, entonces… ¿Vamos a dejar que el hecho de que engordemos sólo con mirarla nos impida comernos un trozo? NO. La vida está para disfrutarla hombre, y esta tarta de queso va a ser la culpable de ese disfrute.

No sé por qué se me ocurriría hacer esta receta, pero creo que mi mente “gocha”, “galga”, “obsesionada con el dulce”... Como queráis llamarla, tuvo algo que ver.

En fin, es que si os ponéis a pensarlo, es una tarta de queso con dulce de leche y oreo!!! Una brutalidad muy muy rica!!!

Os voy a hablar de mi dulce de leche favorito, y es el de la marca “La Lechera”, lo compro en grandes superficies como por ejemplo Carrefour. Personalmente, creo que tiene la textura y consistencia perfectas y el sabor… oogghhh el sabor de ese dulce de leche… podría comérmelo a cucharadas, tal cual. Para mí es perfecto.

Ingredientes para un molde alto desmontable de 18 cm de diámetro (o el que queráis, pero que sea desmontable)

(Receta de Ángela Gómez)

Para la base de galleta:

  • 1 paquete de oreo (156 g)
  • 60 g de mantequilla

Para el relleno:

  • 270g de queso tipo Philadelphia (no light)
  • 250g de queso mascarpone
  • 100g de azúcar moreno
  • 60g de azúcar blanco
  • Una cucharada de harina (15 gramos)
  • 3 huevos M
  • 55 ml de nata líquida
  • 8-10 oreo en trozos pequeñitos
  • 3 cucharadas soperas hermosas de dulce de leche

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde que vayamos a usar.

Para hacer la base, trituramos las galletas enteras (con la cremita y todo) hasta hacerlas polvo, y añadimos la mantequilla derretida. Mezclamos bien, ponemos en el molde la mezcla y distribuimos bien por toda la base, podemos subir también un poquito por las paredes, como podéis ver en las fotos.

Ahora metemos al frigo.

Mientras se enfría, vamos a hacer el relleno.

Con unas varillas, batimos los quesos con el azúcar y la harina hasta obtener una masa homogénea y cremosa. Ahora añadimos los huevos, batiéndolos uno a uno. Después, incorporamos la nata y el dulce de leche y mezclamos hasta que te integre bien todo. Echamos las Oreo troceadas y movemos con una espátula hasta que obtengamos una masa totalmente homogénea.

Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y le echamos nuestro relleno.

Metemos al horno y hornearemos 20 min a 180º y después bajaremos la temperatura a 120º, y dejaremos hornear a esta temperatura unos 70 min más, que será cuando veamos que la superficie se ha cuajado pero el centro sigue húmedo y si mueves el molde se mueve el centro como un flan. No os preocupéis, éste es el momento de sacar del horno la tarta, porque así conseguiremos una tarta húmeda y nada seca, muy agradable para comer. De verdad, no penséis que no está hecha sólo porque se mueve el centro, sacadla.

Una vez fuera del horno, esperamos a que se temple y pasamos un cuchillo por los bordes para que, cuando se enfríe, no se quiebre la superficie.

Ahora metemos una noche entera al frigo. Gracias a esta noche en el frigorífico, conseguiremos la consistencia deseada para nuestra tarta de queso, por eso os he dicho que no os preocuparais si veíais que el centro se movía, porque es que tiene que ser así!! (Incido mucho en esto porque yo tardé mucho tiempo en darme cuenta de ello, por mucho que la receta me dijera que el centro tenía que estar húmedo yo no me fiaba y la dejaba en el horno muchísimo tiempo, y claro, la tarta estaba seca al día siguiente).

Cuando la saquemos del frigo al día siguiente, decoramos por encima con más dulce de leche y galletas Oreo machacadas.

¿Qué me decís? Yo os diría que lo único malo que tiene esta receta… Es que hay que esperar al día siguiente para comérsela!! Porque es que está para chuparse los dedos! Y si no, hablad con los que conviven conmigo en casa, os lo corroborarán!

Palabras textuales de mi hermana:

“Me he llenado mucho al comerme un trozo, pero estaba tan buena que ha merecido la pena”.

Paula Gómez, 2015.

En fin, que espero que os dejéis persuadir y seducir por esta PEDAZO de tarta de queso, ¡que os merecéis un caprichito como éste!

 ¡A comer y a disfrutar!

Visto 5537 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Estudiante de Criminología y repostera apasionada. Siento impulsos irrefrenables de hornear bizcochos, brownies, cupcakes, tartas galletas y todo tipo de dulces, por ello, mi familia y amigos están abocados a la diabetes. Me declaro incondicionalmente soñadora, imaginando visitar cualquier rincón del mundo y adentrarme en su cultura tanto social como gastronómica. La capacidad que el mundo tiene de sorprendernos con su belleza y posibilidades me fascina y realmente pienso que un buen capricho al horno puede hacer feliz a cualquiera.

Sitio Web: caprichosalhorno.com

Comentarios   

Emerson
0 #1 Emerson 18-10-2017 08:51
We are a bunch of volunteers and opening a new scheme in our community.
Your website provided us with valuable info to work on. You have performed
a formidable process and our entire group can be grateful
to you.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar