Cookie Gigante: la Madre de Todas las Cookies

Bueno bueno bueno… Qué tenemos aquí… Ya sabéis lo mucho que me gustan las cookies, tenéis subidas ya bastantes recetas de cookies, cada una de una manera, con alguna particularidad… Y ésta no iba a ser menos, porque resulta que es una COOKIE GIGANTE!!!

Está para morirse de verdad. Pillar los trozacos de chocolate y de nueces por ahí no tiene precio. Y además lleva un poco de mantequilla de cacahuete que le da un toque que la diferencia un montón!! Es un toque muy especial, que yo le añadí porque me encanta la mantequilla de cacahuete pero si vosotros queréis un sabor más normal, más de cookie de toda la vida vaya, no se la añadáis y ya está, problema resuelto!!

Si la horneáis el tiempo justo se quedará bastante “chewy” (blandita, por así decirlo) y empezaréis con un bocado y no podréis parar de comer hasta acabarla. Mirad las fotos para ver a qué punto de horneado me refiero.

Así es como más me gusta a mí pero una vez más os digo que la dejéis en el horno hasta que tenga el punto deseado por vosotros, más blandita o más durita.

En fin, vamos a ver qué necesitamos para esta receta.

Ingredientes para un molde de unos 20 cm de diámetro (Receta de Ángela Gómez):

  • 115g de mantequilla
  • 1 huevo L
  • 150g de light brown sugar (como ya os dije la última vez, se obtiene mezclando 200g de azúcar blanco con 15g de melaza, lo metemos todo al triturador de alimentos y a mezclar hasta que se integre)
  • 50g de azúcar moreno
  • 200g de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 150g de chocolate negro partido en trozos (si los cortáis más bien gorditos mejor, ya veréis qué rico)
  • 40g de nueces troceadas
  • 1 cucharada sopera generosa de mantequilla de cacahuete

Primero vamos a precalentar el horno a 180º y a engrasar el molde que vayamos a usar.

Ahora derretimos la mantequilla en un cazo y una vez derretida le echamos todo el azúcar (light brown sugar y moreno). Vamos a hacer una cosa: la mezcla de mantequilla derretida y azúcar quedará bastante rara y poco apetecible de primeras, lo que tenemos que hacer es remover con unas varillas y dejar reposar 2-3 minutitos. Volver a remover enérgicamente con las varillas y dejar reposar otros 2 o 3 minutitos. Y así hasta que la mezcla se haya espesado un poquito y quede consistente.

Una vez tengamos eso y ya no esté caliente la mezcla, echamos el huevo y el extracto de vainilla y removemos bien hasta que quede todo homogéneo.

Añadimos la mantequilla de cacahuete hasta que se integre y, a continuación, la harina tamizada con la levadura y la canela.

Por último echamos las nueces y el chocolate y mezclamos bien.

Echamos toda la masa de la galleta sobre el molde que hayamos engrasado y extendemos y aplanamos con una espátula. Si queréis y a modo de decoración, podéis poner por encima unos cuantos trozos más de chocolate y nueces.

Ahora metemos al horno durante unos 20 min o hasta que veamos que se dora un poquito por la superficie y pinchemos con un palillo y salga húmedo, un poquito manchado.

Si dejáis que la cookie se haga completamente en el horno luego, al enfriarse, se os quedará como una piedra, así que más vale dejarla menos tiempo en el horno y luego comerla blandita y ya conforme pase el tiempo se irá endureciendo que comerla directamente hecha una piedra, me captáis??

Bueno, ahora cortáis un trozo como el de la foto y si queréis podéis acompañarlo de un poco de helado, tiene que estar brutal pero yo no tenía L

En mi casa la megacookie duró ná y menos!!!!! Impresionante, un caso para llevar a Cuarto Milenio.

En fin, espero que la hagáis porque es una megacookie megafácil de hacer y que merece la pena por lo riquíiiiisima que está. 

Nos vemos a la próxima y ya sabéis, si tenéis cualquier cuestión no dudéis en preguntarme!!

View the embedded image gallery online at:
http://caprichosalhorno.com/cookie-gigante#sigProIdbb9894fed1

 

 

Visto 1661 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Estudiante de Criminología y repostera apasionada. Siento impulsos irrefrenables de hornear bizcochos, brownies, cupcakes, tartas galletas y todo tipo de dulces, por ello, mi familia y amigos están abocados a la diabetes. Me declaro incondicionalmente soñadora, imaginando visitar cualquier rincón del mundo y adentrarme en su cultura tanto social como gastronómica. La capacidad que el mundo tiene de sorprendernos con su belleza y posibilidades me fascina y realmente pienso que un buen capricho al horno puede hacer feliz a cualquiera.

Sitio Web: caprichosalhorno.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar