Tarta de Chocolate y Naranja: la combinación perfecta

Esta tarta es la que hice para el cumpleaños de mi madre, y la verdad es que encantó a todo el mundo pero sobre todo a ella porque es súper fan de la combinación chocolate + naranja!!

Esta tarta tiene una textura súper suave, meterte un trozo a la boca es total cremosidad y sabor, por lo que la recomiendo 100%. La verdad es que quizás pueda ser un poco laboriosa de hacer pero no quita que el resultado sea espectacular.

La receta original es de Alma Obregón pero fui modificándola un poco según iba haciendo la tarta y jugando con el zumo de naranja y el Cointreau. Del bizcocho cambié muy poquitas cosas porque me parece absolutamente perfecto, tan suave, de sabor tan intenso y encima bañadito en almíbar de naranja ñam!!!

Vamos a ver cómo se hace.

Ingredientes para 2 moldes de 18 cm de diámetro (o 3 moldes de 15 cm de diámetro)

Para el bizcocho:

  • 80ml de aceite de oliva suave
  • 250g de azúcar moreno
  • 150g de harina
  • 50g de cacao en polvo sin azúcar
  • 150ml de leche
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo (10g)
  • 2 huevos M
  • 150ml de agua hirviendo
  • La ralladura de una naranja

Para el almíbar:

  • 50g de azúcar blanco
  • 50ml de agua
  • 50ml de zumo de naranja

Para la crema:

  • 120g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 450g de icing sugar
  • 85g de cacao en polvo sin azúcar
  • 70ml de leche
  • 30ml de Cointreau

EL BIZCOCHO:

En un bol tamizamos la harina, el cacao y la levadura y reservamos. En otro bol batimos con las varillas el aceite con el azúcar y los huevos hasta que esté muy bien integrado todo, batimos bien sin miedo, que salgan burbujitas. Ahora añadimos la harina+cacao que teníamos tamizado antes y removemos lo justo para que se incorpore. Echamos la leche y la ralladura de naranja y removemos otra vez. Por último, echamos el agua hirviendo e integramos bien. Veremos que la masa que nos va a salir será MUY líquida, pero no os preocupéis, de ahí radica la jugosidad de nuestro bizcocho, ya lo veréis.

Repartimos la masa en nuestros moldes previamente engrasados y metemos al horno precalentado a 180º calor arriba y abajo, durante unos 25 o 30 min. Es conveniente que estemos atentos a cuándo está hecho o no pinchando con un palillo, ya que si se nos pasa de cocción el bizcocho pues perderá la gracia porque se secará. Ya sabéis, cada horno es un mundo.

EL ALMÍBAR:

En un cazo ponemos el agua con el azúcar y lo ponemos al fuego hasta que la mezcla hierva y se haya disuelto el azúcar, una vez hierva vamos a echarle el zumo de naranja y removemos un minuto más. Sacamos del fuego y dejamos templar.

Una vez tengamos nuestros bizcochos fuera del horno vamos a dejarlos enfriar y los pincharemos con un palillo y con una cuchara o un pincel iremos echando almíbar hasta que queden bien empapaditos.

LA CREMA:

Por último haremos la crema. Para ello pondremos en un bol la mantequilla, la leche, el Cointreau  y el icing sugar y el cacao tamizados. Empezamos a batir a velocidad baja durante un minuto (para que nuestra cocina no se convierta en una estampa navideña gracias al icing sugar) y después batimos a velocidad media-alta durante otros 5 minutos hasta que se haya aclarado y esté suave e integrados todos los ingredientes. Con respecto al Cointreau y al icing sugar, a medida que vamos batiendo podemos ir añadiendo más si queremos una textura más líquida o una más consistente, todo depende de vosotros y vuestro gusto, pero no os paséis de “líquida” que si no no podremos decorar la tarta con la crema, se nos desmoronaría. Si queréis también podéis echarle zumo de naranja al gusto, todo está permitido.

Cuando ya tenemos la crema como queremos, vamos a coger y a rellenar la tarta y a decorarla como nos apetezca, con la manga pastelera o simplemente con una espátula. Yo le hice alguna decoración con la manga y encima le puse unas florecitas de azúcar que quedaban muy cucas!

Ahora ya sólo toca comerse esta tartaca y disfrutar muchísimo de ella porque para eso está. Hacerla lleva su tiempo pero merece la pena y no es nada difícil.

 

Espero que la disfrutéis!!

Visto 615 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Estudiante de Criminología y repostera apasionada. Siento impulsos irrefrenables de hornear bizcochos, brownies, cupcakes, tartas galletas y todo tipo de dulces, por ello, mi familia y amigos están abocados a la diabetes. Me declaro incondicionalmente soñadora, imaginando visitar cualquier rincón del mundo y adentrarme en su cultura tanto social como gastronómica. La capacidad que el mundo tiene de sorprendernos con su belleza y posibilidades me fascina y realmente pienso que un buen capricho al horno puede hacer feliz a cualquiera.

Sitio Web: caprichosalhorno.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar