Tarta Stracciatella Sin Horno

¡Hola! Cuánto tiempo ¿verdad? Ya tenía ganas yo de ponerme a cocinar y publicar alguna receta, que con la vorágine de exámenes, prácticas, trabajos, clases, etc., no he tenido tiempo casi ni de respirar, pero he vuelto al blog por Navidad!!jaja!!

No he publicado nada básicamente porque no he tenido tiempo para hornear nada, pisaba la cocina para comer o cenar y me volvía a estudiar, y así estas últimas 3 semanas, pero ya estoy aquí, con una lista bien larga de cosas que quiero ir preparando!

La primerísima receta que he querido preparar es esta tarta de Stracciatella, a la que le tenía muchísimas ganas! Es súper vistosa y nada más verla piensas “ay madre mía qué rico tiene que estar esto” y efectivamente.

La hice ayer mismo, aprovechando estas fechas de tanto comer y de tanto dulce, tantas reuniones familiares y tanto goloso! Hoy, día de nochebuena, será éste el postre elegido, una porción de esta maravillosa tarta. De hecho, las fotos que tenéis son de la tarta entera al no haberle querido hacer el corte porque nos la vamos a comer esta noche, y no es plan de presentarla en la mesa ya cortada y rebanada jaja

Hacer esta tarta es de lo más sencillo que hay, facilísimo, y desde luego merece la pena. Podéis hacerla para nochevieja por ejemplo, que todavía estáis a tiempo!! (Sé que la tarta está riquísima porque una servidora ha rebañado los bordes del molde… No se lo digáis a nadie, pero tenía que catarla antes de publicarla por aquí, mi testimonio siempre tiene que ser de gran valía para vosotros, y yo os digo que está MU RICA)

Vamos a ver qué ingredientes necesitamos, yo usé un molde desmoldable de unos 24cm de diámetro, pero vosotros podéis usar el que queráis, aunque sea más grande, la única diferencia será que os quedará más finita la tarta.

Ingredientes para unas 10 personas

Para la base:

  • 1 paquete de galletas María
  • 90g de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo (yo usé cacao Valor sin azúcar, pero podríais echarle incluso Nesquik o ColaCao)

Para el relleno:

  • 200ml de nata para montar
  • 4 yogures griegos de Stracciatella
  • 150g de azúcar blanco
  • 100ml de leche
  • 8 láminas de gelatina neutra
  • 150g de virutas de chocolate (yo cogí una tableta de chocolate y con el pelador, de esos que quitas la piel de las zanahorias, patatas, calabacines, etc., hice las virutas)

Para la cobertura:

  • 150g de chocolate
  • 150ml de nata para montar
  • 20g de mantequilla

Lo primero de todo, vamos a poner las hojas de gelatina a hidratar en agua MUY fría, yo le pongo un hielo y todo. Dejaremos hidratar como mínimo unos 10 minutos.

Empezamos haciendo la base. Trituramos las galletas María hasta hacerlas polvo y añadimos la mantequilla fundida y el cacao en polvo. Mezclamos todo bien y ponemos en el molde que vayamos a usar, previamente engrasado. Aplanamos bien la galleta con una cuchara o espátula y dejamos en el frigo mientras hacemos el relleno.

Ponemos la leche en un cazo al fuego y, cuando esté a punto de hervir, retiramos del fuego y añadimos las láminas de gelatina escurridas, como de dos en dos, no echéis todas a la vez, sin dejar de remover con unas varillas, ya veréis como se disuelven en seguida en la leche caliente.

Ponemos los yogures en un bol y, una vez tengamos la leche ya un poquito templada, se la añadimos a los yogures e integramos bien con unas varillas. Dejamos reposar mientras montamos la nata.

Ahora montaremos la nata, hemos de tener en cuenta que tiene que estar MUY fría, tanto la nata en sí como el bol y las varillas que vamos a usar. Yo siempre meto el bol y las varillas un rato antes al frigo y la nata al congelador unos minutitos antes de montarla. La montamos con las varillas y, cuando esté un pelín espesa ya, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se monte del todo, pero sin pasarse que si no se nos cortará, y no es lo que queremos.

Ahora, añadimos poco a poco la mezcla de leche+yogur a la nata. Echamos un poquito e integramos con una espátula. Otro poquito e integramos. Así hasta haberlo mezclado todo.

Por último, echamos las virutas de chocolate y volvemos a remover.

Vamos a poner nuestra crema de Stracciatella en el molde que teníamos en el frigo y volvemos a meter en el frigorífico durante un par de horas.

Una vez pasado ese par de horas, la superficie de la tarta estará lo suficientemente sólida como para poder poner encima la cobertura de chocolate que vamos a preparar.

Troceamos el chocolate y lo ponemos en un bol junto con la mantequilla. Ponemos la nata a calentar y, cuando haya empezado a hervir, la echamos encima del chocolate. Removemos con unas varillas hasta que se hayan derretido por completo el chocolate y la mantequilla y se haya integrado todo muy bien. Ya tenemos nuestra cobertura de chocolate.

Esperamos que se temple y se la echamos por encima a nuestra tarta de Stracciatella. Ahora sí que sí, dejamos una noche entera en el frigorífico y ya está más que lista para comer.

¿Qué os ha parecido? Facilísima, ¿verdad?

Espero que os animéis a prepararla, ya veréis como os encanta y como les encanta a todos los que la prueben!!

Es un placer estar de vuelta, nos vemos por aquí!!

 Un abrazo grande y FELIZ NAVIDAD!!!

View the embedded image gallery online at:
http://caprichosalhorno.com/tarta-stracciatella#sigProIda340625e2b

 

Visto 1155 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Estudiante de Criminología y repostera apasionada. Siento impulsos irrefrenables de hornear bizcochos, brownies, cupcakes, tartas galletas y todo tipo de dulces, por ello, mi familia y amigos están abocados a la diabetes. Me declaro incondicionalmente soñadora, imaginando visitar cualquier rincón del mundo y adentrarme en su cultura tanto social como gastronómica. La capacidad que el mundo tiene de sorprendernos con su belleza y posibilidades me fascina y realmente pienso que un buen capricho al horno puede hacer feliz a cualquiera.

Sitio Web: caprichosalhorno.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar